INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE

 .

 

Una enfermedad en el sistema venoso se define por el deterioro del flujo sanguíneo hacia el corazón.  Para entender esta enfermedad hay que conocer primero el complejo sistema venoso en nuestras piernas. Las piernas están formadas por una red de venas similares a las ramas de un árbol; es decir, ramas grandes o venas principales que se ramifican hacia venas más pequeñas.  La sangre oxigenada es constantemente bombeada desde el corazón al resto del cuerpo a través de las arterias y las venas se encargan de transportar la sangre desoxigenada de regreso al corazón.  Las venas sanas tienen válvulas que se abren y cierran para ayudar al retorno de la sangre al corazón.  La enfermedad de las venas (Conocida también como insuficiencia venosa o reflujo venoso), se produce cuando estas válvulas dejan de funcionar apropiadamente, permitiendo que la sangre transcurra en sentido contrario en las piernas. Debido a la ley de la gravedad, las venas trabajan más en las piernas que en otras partes del cuerpo y sus paredes están bajo constante presión. Cuando la sangre no puede retornar apropiadamente a través de la vena, se acumula produciendo una sensación de pesadez y cansancio, causando venas várices o varicosas.   El aumento de esta presión puede llegar a producir la falla de válvulas edu_veinadicionales y sin el apropiado tratamiento, puede producir dolor en las piernas, inflamación, úlceras y otros problemas de salud.  Si usted cree que tiene alguna enfermedad venosa, consulte con uno de nuestros médicos especialistas (flebologos certificados) quienes examinarán sus piernas y responderán sus preguntas.

 

Si usted sufre de varices y arañas vasculares, no está solo. Se estima que hay más de 80 millones de personas en Estados Unidos que sufren de algún tipo de trastorno venoso. Mientras que algunos buscan tratamiento para mejorar su estética, otros lo buscan para aliviar el dolor.

¿Qué son las venas várices o varicosas?

Aunque las venas y las arterias son parte del sistema circulatorio, ambas funcionan de manera diferente. La sangre es empujada al cuerpo a través de las arterias por la presión creada con el bombeo del corazón, mientras que las venas transportan la sangre contra la fuerza de la gravedad. Las venas utilizan la contracción muscular de las piernas y las válvulas de un solo sentido, para transportar eficientemente la sangre de regreso al corazón. Si las válvulas localizadas dentro de las venas fallan, la gravedad impide que la sangre fluya de regreso, produciendo congestión de la sangre, creando presión y haciendo que se acumule inflamando las venas, lo que eventualmente produce un abultamiento en la superficie de la piel. Esta enfermedad puede afectar venas de cualquier tamaño; sin embargo, cuando las venas más grandes fallan por lo general se llaman venas várices o varicosas y cuando las venas más pequeñas se ven afectadas se denominan arañas vasculares. Con frecuencia el dolor en las piernas está relacionado con venas anormales, y si son severas pueden comprometer la nutrición de la piel y producir dermatitis o erupciones, decoloración o incluso ulceración de la pierna. Como la mayoría de las venas están profundas, lejos de la superficie de la piel, algunos trastornos venosos no siempre se pueden observar simple vista, por ello se utiliza un diagnóstico con ultrasonido para determinar la causa y gravedad del problema.

¿Qué causa las venas várices o varicosas?

Algunos factores pueden predisponer enfermedad en las venas como la edad avanzada, ocupaciones donde hay que estar de pie por largo tiempo y lesiones o traumas en las piernas. Sin embargo, el factor hereditario es el principal contribuyente al desarrollo de venas várices o varicosas y arañas vasculares. Cerca del 55 % de las mujeres en Estados Unidos pueden verse afectadas por esta enfermedad en el transcurso de sus vidas y factores hormonales durante la pubertad, el embarazo, la menopausia y el uso de métodos anticonceptivos pueden permitir el desarrollo esta enfermedad. Es común que las venas varicosas se vuelvan más prominentes durante el embarazo y empeoren con embarazos sucesivos.

¿Cómo puede ayudar la Flebología?

Las venas várices o varicosas son conocidas por causar síntomas que pueden incluir dolor en las piernas, pesadez, cansancio, hinchazón de los tobillos, calambres musculares, picor y quemazón, que a menudo empeoran al estar mucho tiempo de pie. También pueden producirse cambios en la piel que incluyen descoloración parduzca sobre las venas o cerca del tobillo o de color púrpura en las venas más pequeñas del pie y los tobillos. Las venas varicosas también pueden dar lugar a complicaciones como coágulos, sangrado, erupciones y úlceras. Los tratamientos para las venas anormales hacen que desaparezcan o no se desarrollen, así como previenen que ocurran complicaciones graves.

¿Cuándo y cómo se tratan las venas?

Las preguntas más comunes son: “¿Las venas requieren tratamiento?” y “¿Cuál es el mejor?”. Las venas que causan dolor en las piernas, hinchazón, coágulos sanguíneos superficiales recurrentes, sangrado o ulceración son las principales candidatas para tratamiento. Las venas que causan otros síntomas como dolor, pesadez y fatiga o que son cosméticamente desagradables, también pueden considerarse para tratamiento. Hay dos opciones generales: Medidas conservadoras como las medias de compresión y recetas a base de plantas y medidas correctivas como la ablación endovenosa térmica, ablación química, cirugía, escleroterapia y tratamientos a base de fuentes de luz/láser. En muchos casos, la combinación de diferentes métodos puede ofrecer mejores resultados.

Ablación térmica endovenosa

Ablación Térmica endovenosa es una alternativa de tratamiento para decapado quirúrgico de las venas várices o varicosas. Con la visualización de un ultrasonido, un pequeño catéter o tubo se inserta en la vena afectada, generalmente a través de una aguja que dirige la energía térmica o calor dentro de la vena, haciendo que la vena se colapse y se cierre. Este procedimiento se hace generalmente en el consultorio del médico con anestesia local. Al finalizar se pone una envoltura o media de compresión en la pierna tratada, durante una a dos semanas. Los pacientes pueden caminar inmediatamente después de este procedimiento y la mayoría pueden regresar al trabajo al día siguiente.

Ablación Química Endovenosa

Conocida también como Escleroterapia guiada por ultrasonido, es otra alternativa de tratamiento para la remoción quirúrgica de las venas varicosas. Con este procedimiento, un irritante químico, llamado esclerosante, se inyecta en la vena mientras el médico observa el proceso a través de una pantalla de ultrasonido, lo que permite tratar las venas que están más profundas de la superficie de la piel. Dado que estas venas no pueden verse a simple vista, y para evitar la extracción quirúrgica, este procedimiento puede llevarse a cabo con esclerosante líquido o flameado, haciendo que la vena se colapse y se cierre. Generalmente se puede realizar en el consultorio médico y puede no requerir anestesia local. No es raro que se requiera utilizar una envoltura o una media de compresión prescrita en la pierna afectada por un promedio de una a dos semanas. Los pacientes pueden caminar inmediatamente después del procedimiento y la mayoría pueden regresar a trabajar al día siguiente.

Cirugía

Las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de venas várices o varicosas incluyen ligadura (anudamiento de la vena), extracción (remover la vena tirando de ella con un instrumento quirúrgico) y flebotomía ambulatoria (eliminación de las venas a través de una pequeña incisión). La cirugía puede realizarse con anestesia local, epidural o general. En la actualidad se realiza casi exclusivamente como un procedimiento ambulatorio y los pacientes regresan generalmente a su casa el mismo día. Es necesario ponerse una envoltura especial en la pierna y/o media de compresión durante varias semanas después de la cirugía. Las actividades normales generalmente se pueden reanudar después de algunos días.

Escleroterapia

La escleroterapia se utiliza para tratar venas varicosas y arañas vasculares. Se utiliza una aguja diminuta para inyectar uno de los diferentes tipos de irritantes químicos o esclerosantes en la pared vena, produciendo el colapso y cierre de la vena que luego es absorbida por el cuerpo. El número de tratamientos con escleroterapia varía, dependiendo del número, tamaño y tipo de las venas a tratar. Generalmente, un paciente recibe varias inyecciones en cada sesión del tratamiento y casi siempre se realiza en el consultorio del médico, permitiendo reanudar las actividades normales después de la escleroterapia. Se puede necesitar una media de compresión formulada y/o una envoltura especial en la pierna durante varios días después del tratamiento.

Tratamiento superficial con fuente luz/ láser

Existen varios tratamientos de este tipo en la actualidad y consisten en un rayo de luz genera calor dentro de las venas afectadas que hace que se sellen y sean absorbidas por el cuerpo. Tratamientos superficiales con fuente de luz/láser de gran tamaño, solamente se utilizan para el tratamiento de las arañas vasculares más pequeñas y generalmente se requieren múltiples tratamientos. Este procedimiento, al igual que muchos otros, se realiza generalmente en el consultorio médico, no requiere anestesia local y la actividad normal se puede reanudar después de la sesión. Se puede necesitar una media de compresión en la pierna tratada por unos pocos días después del tratamiento.

¿Qué resultados puede esperar?

Los avances tecnológicos en los métodos de evaluación y tratamiento de las arañas vasculares y las venas varicosas, permiten llevar a cabo en la actualidad tratamientos más eficaces y seguros que nunca. Sin embargo, el éxito de cualquier tratamiento depende de dos cosas: La evaluación cuidadosa del problema subyacente y la habilidad y experiencia del flebologo al proporcionar el tratamiento. La causa principal de las venas varicosas es de carácter hereditario; por lo tanto, el éxito del tratamiento en una vena no elimina la disposición genética que puede causar que otras venas fallen en el futuro.

Complicaciones en el tratamiento de venas várices o varicosas

En términos generales, las complicaciones relacionadas con el tratamiento de venas varicosas son poco frecuentes. Complicaciones serias, como una alergia que atenta contra la vida y/o coágulos sanguíneos, pueden ocurrir en cualquier cirugía, así como el riesgo de quemaduras en la piel cuando se trata con cualquier tipo de láser (tratamiento con fuente de luz) o escleroterapia. Algunas pequeñas complicaciones pueden incluir malestar temporal, moretones, hinchazón, decoloración o color rojizo en la piel después del tratamiento. Es importante discutir éstas y otras preocupaciones con su médico en el momento de su consulta. Aunque estos riesgos son pequeños, ningún procedimiento está libre de ellos.

¿Qué es “Escleroterapia con espuma guiada por ultrasonido” (UGS)?

UGS es una tecnología basada en aguja que elimina las venas medianas y grandes después de que el cierre de la vena safena se ha logrado. Se utiliza una solución esclerosante de espuma para crear una reacción en la vena que hace que se colapse y a continuación es absorbida por el cuerpo sin dejar cicatrices. Esta técnica requiere el uso de una máquina de ultrasonido para localizar el origen de las venas y guiar la ubicación de la inyección. Las venas normalmente sólo necesitan de dos a tres tratamientos antes de que respondan por completo. Este es un excelente procedimiento con resultados estéticos excelentes a largo plazo.

Ventajas de la escleroterapia con espuma guiada por ultrasonido:
• No requiere cirugía
• El procedimiento se realiza en el consultorio médico
• No requiere permisos en el trabajo
• Retorno inmediato a las actividades diarias
• No requiere incisiones o puntos de sutura y no deja cicatrices

Acerca de la Fleboextracción

En Central Florida Vein & Vascular Center, creemos que la extirpación de venas várices o varicosas es un procedimiento arcaico, obsoleto y que crea una discapacidad significativa, dolor y problemas de cicatrización de las heridas. La fleboextracción es estéticamente inaceptable para nosotros y en nuestra práctica solamente utilizamos técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de venas varicosas e insuficiencia venosa.

¿Quién debe tratar sus venas?

Las venas de cualquier tamaño deben ser tratadas por un médico especialista en Febología y que tenga en cuenta la fisiología venosa subyacente antes de comenzar el tratamiento de cualquier tipo. El reflujo venoso significativo puede ser la causa de venas superficiales y necesita ser corregido primero, ésto incluye arañas vasculares. Usted debe ser tratado por alguien que entienda la fisiología venosa y que pueda ofrecer todas las opciones de tratamiento. Como cirujano vascular certificado, el Dr. Horowitz entiende el proceso subyacente y puede elegir entre todas las técnicas disponibles para decidir el curso de tratamiento adecuado para usted. Muchos especialistas en esta área no pueden ofrecer una completa gama de opciones de tratamiento, y están sesgados solamente a los procedimientos que conocen. Sea un consumidor educado, infórmese.

Estudios recientes demuestran que más del 58 % de las mujeres entre 18 y 49 años dicen que la única cosa que les gustaría cambiar acerca de sus piernas es tener mayor resistencia y energía y este resultado superó el de tener piernas más sexys (26%), y que las piernas se vean más jóvenes (14 %). Ésto se debe a que más del 50 % de las mujeres encuestadas experimentan cansancio de las piernas; sin embargo, mantener las piernas saludables es difícil con un estilo de vida que envuelve los niños, nietos, el trabajo, etc. Cuando el sistema muscular, las venas y las válvulas en sus piernas y pies se debilitan, la circulación normal se interrumpe, afectando la circulación normal de la sangre y creando su acumulación enhealthy_tips_pic las venas y las válvulas, causando várices o arañas vasculares. Esto no es sólo poco atractivo, sino que produce cansancio, pesadez y dolor en las piernas. Observar su dieta es importante: Consuma alimentos con alto contenido de fibra, muy bajos en sal y reduzca el consumo de alcohol. Los baños de agua caliente no son aconsejables, así como la exposición por largo tiempo al sol, ya que pueden provocar arañas vasculares. No se ponga ropa ni zapatos ajustados y practique algún ejercicio para ayudar a las venas a bombear la sangre y mantenerlas fuertes y saludables.

Las venas varices y las piernas dolorosas, cansadas, hinchadas y pesadas no son parte del proceso natural de envejecimiento. Mucha gente tiene estos síntomas y asume que se producen porque se están “poniendo viejos”. La causa principal de estos problemas es con frecuencia una anomalía en el sistema circulatorio de las piernas llamado reflujo venoso. Con el reflujo venoso las piernas pierden su capacidad natural para devolver la sangre al corazón, haciendo se acumule en las piernas, causando dolor, hinchazón y venas varicosas. En las piernas sanas, existe un sistema de válvulas en las venas que está diseñado para ayudar a que la sangre fluya en una dirección, el reflujo venoso se debe a una falla de este sistema de válvula que permite que la sangre se acumule en las piernas al estar de pie por largos períodos. Las causas comunes de la falla de las válvulas son el embarazo, el exceso de peso, la falta de ejercicio físico y factores hereditarios. Generalmente estas venas tienen que ser eliminadas para mejorar la salud general de las piernas y permitir que la circulación sanguínea fluya correctamente. Las técnicas modernas para el cuidado de las venas, permite la eliminación de las disfuncionales con un procedimiento muy simple. La extracción quirúrgica (Fleboextracción) está declarada obsoleta en estos tiempos y se ha sustituido por técnicas mínimamente invasivas, basadas en agujas catéteres. Las técnicas de ablación endovenosa con láser (EVLT) y Escleroterapia con espuma guiada por ultrasonido, se combinan para proporcionar un tratamiento para las venas várices o varicosas de cualquier tamaño y para tratar la inflamación en las piernas. Estos procedimientos no requieren incisiones, el tiempo de inactividad es mínimo y tienen excelentes resultados si son ejecutados por las manos adecuadas. No todos los centros médicos y/o cirujanos están comprometidos con estas terapias contemporáneas avanzadas y mínimamente invasivas que ofrecen excelentes resultados estéticos y le permiten regresar a sus actividades diarias rápidamente. No acepte menos que la mejor atención y cuidado. Elija su especialista con prudencia y no se conforme con menos de lo que la tecnología actual le puede ofrecer.

Consejos para tener unas venas saludables

• Utilice medias de compresión cuando esté de pie por largos periodos de tiempo
• Desarrolle los músculos de sus pantorrillas caminando o haciendo ejercicio periódicamente. Evite utilizar zapatos altos (Tacones)
• Camine en la parte menos profunda de la piscina para facilitar el drenaje de las venas
• Eleve las piernas cuando lo necesite
• Consulte con un flebologo (especialista en el cuidado de las venas) para enterarse si puede beneficiarse de una terapia mínimamente invasiva.

Un estimado de 80 millones adultos en los Estados Unidos sufre de enfermedad de las venas en las piernas. Aquí encontrará información básica que vale la pena leer.

 

Venas varicosas

 

Las várices son venas normales que se han convertido en venas grandes y retorcidas. Aunque se pueden encontrar en otros lugares del cuerpo, la mayoría están a lo largo de la pierna en las venas superficiales, ya que están sujetas a alta presión al estar de pie. Las venas varicosas son a menudo dolorosas, especialmente cuando está de pie o caminando, además de verse poco atractivas; así mismo pican y si no son tratadas, pueden causar úlceras debido a la rasquiña frecuente.

 

Arañas varicosas

 

Las arañas vasculares son similares a las várices, pero más pequeñas. Su color es generalmente rojo o azul y están más cerca de la superficie de la piel y se distinguen por parecerse a la tela de una araña por sus cortas líneas irregulares. Las arañas vasculares pueden observarse en las piernas y la cara, cubriendo áreas grandes o pequeñas en la piel y pueden ser causadas, entre otros, por cambios hormonales, factores hereditarios y la exposición al sol.

 

Causas

 

La mayoría de pacientes que reciben tratamientos relacionados con problemas en las venas de las piernas, son mujeres. Sin embargo, las venas várices o varicosas ocurren en los hombres también. Entonces, ¿Cuál es la causa de estos problemas?, varios factores: Las hormonas y caracteres hereditarios pueden ser parte de la ecuación. Trabajos que requieren largos períodos de pie o sentado contribuyen a la enfermedad de las venas. Aquellos con sangre tipo A y los ancianos tienen un mayor factor de riesgo, además son dos veces más comunes en individuos de estatura alta y con sobrepeso, así como el embarazo. Finalmente, algún trauma puede causar el desarrollo de venas dolorosas y antiestéticas. El mito popular de que cruzar las piernas causa venas varicosas es solo eso, un mito.

 .

 Nuestra historia
 Testimonios de pacientes
Paciente EVLT
¡Comuníquese con nosotros hoy! (407) 293-5944 ó (352) 561-2800
TESTIMONIOS DE PACIENTES
Cargando…

Tres Ubicaciones de Oficina Convenientes
OCOEE  •  KISSIMMEE  •  THE VILLAGES
Política de privacidad
Diseño de página: Bad Rabbit Creative
© 2017 Central Florida Vein & Vascular Center. Todos los derechos reservados.