En la mayoría de los casos, las venas várices son solamente un asunto estético y no representan un peligro para la vida. Sin embargo, las venas várices dolorosas, pueden ser una señal de una enfermedad más seria. Si siente dolor, inflamación o incomodidad, visite a su médico para que lo evalúen.

Cambios en las venas

Las venas que se ven inflamadas o que se sienten blandas y tibias en el tacto deben ser vistas por su médico. Si siente un abultamiento cerca o en la vena de su pierna, es también importante que su doctor lo vea. Un abultamiento puede ser un coágulo sanguíneo o inflamación en la vena y ambos requieren tratamiento.

Cambios en la piel alrededor de la vena

La piel sobre una vena várice es generalmente delgada y puede sangrar bastante si hay una herida. Si experimenta sangrado, ya sea causado por una herida o no, eleve la pierna y haga presión. Comuníquese con su doctor para que haga una evaluación después de que el sangrado se detenga. Cualquier cambio alrededor o sobre una vena várice, como úlceras en la piel, cambios de color, picazón o engrosamiento de la piel, deben ser revisados por un especialista en el cuidado de las venas.

Cambios en la comodidad

Las venas varicosas o várices pueden causar un molesto dolor o sensación de quemazón. Si estas molestias afectan sus actividades diarias, pregúntele a su médico sobre las opciones de tratamiento. Así mismo, el aumento de dolor o incomodidad en las venas várices debe ser informado a su especialista para determinar el tratamiento a seguir. Los médicos especialistas en Central Florida Vein & Vascular Center están certificados en cirugía vascular y flebología. En nuestra práctica puede encontrar el más alto nivel de cuidado y la más amplia variedad de tratamientos sin cirugía para más comodidad con sus piernas y mejorar su estética. Lo invitamos a llamar al (407) 293-5944 para hacer una cita en cualquiera de nuestras tres sucursales en el área de Orlando y The Villages.